fbpx

Prepárate para disfrutar (y sobrevivir) a estas navidades

No dejes que tu lista de cosas pendientes arruine las fiestas

La navidad está cada vez más cerca, nos acecha, y nuestra lista de cosas por hacer ya está repleta: comprar los regalos, envolverlos, enviar las tarjetas navideñas, preparar la cena, desenredar las luces de adorno,… tan solo leerla resulta agotador y el cansancio parece el único regalo que no paramos de recibir año tras año.  Si no te preparas para las navidades es posible que termines odiando la que discutiblemente es la mejor época del año.

Si te preguntas cómo es que el itinerario repleto de obligaciones familiares y fiestas navideñas te dejará tiempo para organizar todas las demás cosas que tienes pendientes, no entres en pánico. No es demasiado tarde para  disfrutar de unas fiestas tranquilas. Echa un vistazo a los consejos que traemos para ti.

Mientras más temprano, mejor.

No requiere mayor explicación. Cualquier cosa que hagamos a última hora siempre resultará estresante así que el secreto está en no procrastinar. Si encuentras algo de tiempo libre intenta usarlo a tu favor.

No podrás creer la cantidad de tarjetas de navidad que puedes dedicar en tan solo 20 minutos, te dará tiempo de ir a por un paseo y enviarlas por correo cuando estés de paso. Sin estrés. Algo similar ocurre con las compras navideñas, mientras más tarde las hagas será mayor la cantidad de personas que encontrarás en las tiendas y que casualmente estarán buscando el mismo regalo que tú (no eres el único procrastinador, te lo aseguro). Lo ideal es actuar de forma atípica (en este contexto ser atípico es algo bueno, lo juro), e ir comprando los regalos a lo largo del año. Si ves algo que le pueda gustar a esa persona especial, cómpralo y entrégalo en Navidad, ahorrarás mucho tiempo y energía. Si estás estudiando lo mejor es que finalices los deberes lo antes posible, podrás disfrutar con tu familia y amigos sin la presión de las fechas límite.

Priorizar y desechar

Si celebras la Navidad entonces ya estás en la fecha límite. La recomendación es priorizar las cosas que son necesarias y deshacerte de las cosas que no son tan importantes. Al revisar la lista de pendientes verás que hay cosas que son mucho más importantes que otras, lo más probable es que muchas de esas tareas que son necesarias sean las que te resulten más aburridas pero debes ser fuerte y asegurarte que lo más importante sea lo que se haga primero.

No seas perfeccionista

No hay tiempo ni lugar para el perfeccionismo ahora. La Navidad es la época perfecta para bajar tus estándares. Por ejemplo: no te sientas culpable por no poder realizar esa maravillosa torta navideña que haces todos los años pero que te toma todo un día hornear y decorar. Recuerda que cada minuto cocinando es un minuto que no estás disfrutando con tu familia. Así que intenta preparar algo diferente, tal vez un poco más sencillo, pero que te permita ganar algo de tiempo para compartir y disfrutar las fiestas que es lo que realmente importa.

No más reservaciones dobles.

Piénsalo dos veces antes de decir que sí a todo, lleva siempre un calendario contigo y revisalo. Asegúrate de apartar las fechas que compartirás con tu familia y tus amigos antes de asumir cualquier otro compromiso e intenta no llenar tu agenda de obligaciones o estarás agotado antes de la Navidad. Es mejor dejar algunos espacios libres para que puedas disfrutar de la vida y las fiestas.

Algunos consejos adicionales:

  • Mantén un calendario detallado para que no olvides las fechas más importantes y asegúrate de revisarlo varias veces antes de asumir cualquier compromiso adicional.
  • Siempre que puedas evita las horas pico y las multitudes. Valdrá la pena, incluso si tienes que despertarte un poco más temprano.
  • No aceptes más obligaciones de las que puedes cumplir especialmente cuando estás un poco corto de dinero o no estás de humor para eventos sociales. Puede ser duro decir que no pero te sentirás mejor.
  • No olvides agendar algo de tiempo para descansar. Incluso en Navidad es conveniente tener algo de tiempo a solas, recuperarás un poco de la energía perdida que te permitirá llegar con vida al final de las fiestas.

Se supone que las navidades sean divertidas, que las celebraciones y el tiempo en familia sea una oportunidad para la unión y el disfrute sin que eso implique estrés y desesperación. Si encuentras las navidades demasiado abrumadoras no lo pienses dos veces antes de cancelar tu asistencia a algún evento. Cuidarte a ti mismo es el mejor regalo que puedes hacerte estas navidades.

6 Comments

Leave a Reply